TARJETAS DE CREDITO: 10 CONSEJOS PARA USARLAS BIEN Y NO PERDER DINERO

CONSEJOS PARA USAR LA TARJETA DE CREDITO
Las tarjetas de crédito pueden ser consideradas como un mal necesario, por un lado, nos permiten comenzar a tener un historial crediticio para mas adelante acceder a créditos de mayor monto ya sea para vivienda, vehículo o libre inversión.

Las tarjetas también facilitan las compras online y el acceso a comercios electrónicos de otros países.

De igual manera en algunos casos contar con una tarjeta de crédito, puede ser una buena ayuda en casos de emergencia donde se necesiten recursos de manera inmediata si realizar procesos de solicitud de crédito que pueden durar semanas o incluso ser rechazados.

En cierta manera debe verse como un crédito preaprobado con un cupo, para usarse en cualquier momento, pero con una tasa de interés bastante alta.

Miremos entonces 10 consejos para emplear de la mejor manera las tarjetas de crédito y tratar que su uso no se convierta en un verdadero dolor de cabeza.

1. Utiliza muy bien la tarjeta pues te ayuda a mejorar tu score crediticio

Uno de los beneficios que ofrece una tarjeta de crédito bien manejada es mejorar el historial o score crediticio.

Esta calificación es muy importante, pues cuando se solicita un crédito, las entidades financieras revisan esta información para otorgar o negar la solicitud de un crédito.

Para las personas jóvenes algunas veces es difícil lograr acceder a un crédito bancario, especialmente para vivienda o vehículo debido al monto del desembolso.

Es fundamental entonces comenzar a tener un historial crediticio e ir subiendo el puntaje o score en este historial.

Las tarjetas de crédito puede ser la primera forma de lograr un crédito y de forma gradual aumentar el historial o score crediticio.

Pero para lograr esa mejora en la calificación se debe darle un buen manejo y realizar el pago de las cuotas de forma cumplida.

Si por el contrario se le da un mal manejo a esta tarjeta, en el historial de las centrales de riesgo quedará un mal precedente y un posible reporte por incumplimiento.

2. Ten muy claro que interés estas pagando por el uso de la tarjeta

Tal vez el peor inconveniente de las tarjetas de crédito, es que la tasa de crédito cobrada por las entidades financieras en bastante alta, en algunos casos cercana a las tasas de usura aprobadas.

Por ejemplo, para el caso de Colombia las tasas se encuentran el un 22% a un 29% EA.

Por lo tanto es bastante útil revisar en detalle la tasa que ofrece la entidad bancaria y tomar en la medida de lo posible la tarjeta de crédito que tiene una mejor tasa.

Esto quiere decir que por ejemplo si se compra un móvil y este tiene un valor de U$1.000 y se paga con la tarjeta de crédito a 12 cuotas realmente por este equipo se esta pagando un promedio de U$1.300.

Debe tenerse claro que se está pagando casi un 30% mas por el dispositivo.

3. Trata de pagar todas las compras a una sola cuota

Si finalmente lo que se busca es tener un historial crediticio, pero no se quiere pagar dinero en intereses, la mejor alternativa es pagar las compras realizadas en una sola cuota.

De esta manera nos ahorramos el pago en la financiación y se va dejando una historial de un buen manejo de la tarjeta.

Muchas veces debido a la facilidad para realizar compras online, se utiliza la tarjeta, pero no se realiza el debido seguimiento al pago de estas compras.

Tener un control de estas compras y pagarlas rápidamente en una sola cuota es una muy buena opción para no gastar dinero en intereses y consolidar un buen historial crediticio.

4. Busca alternativas que no tengan cuota de manejo

Las entidades bancarias en algunos casos ofrecen las tarjetas de crédito sin cobro de cuota de manejo. Por supuesto que esto es un excelente beneficio.

Sin embargo, muchas veces este beneficio es solamente por un tiempo limitado, un año o dos.

Una alternativa seria rotar de diferente tarjeta de crédito, es decir usarla mientras no se tenga el cobro por cuota de manejo y cuando se termine el beneficio entregarla y aceptar o tramitar una tarjeta con otra entidad.

Por supuesto en este punto es importante mirar en detalle la tasa de crédito cobrada pues si se realiza el cambio a una entidad con altas tasas, es probable que el cambio no sea aconsejable.

5. No dejes aumentar el saldo pendiente de pago

Como ya hemos explicado una tarjeta es un crédito preaprobado con un cupo limitado, pero quien decide que tanto de ese cupo lo utiliza es el cliente.

Entre más recursos se tomen prestados, mayor será el valor de la cuota a pagar y aumentará el interés pagado.

En algunos casos puede llegarse a situaciones donde el saldo pendiente es tan grande que los ingresos recibidos no permiten el pago de la obligación.

Por lo tanto, es muy importante medir el cupo de la tarjeta que se va a utilizar.

Si empleas la tarjeta de crédito como si fuera una debito gracias a la facilidad para usar los recursos, puedes llegar a una situación económica difícil donde el valor que debes pagar sea impagable.

Por lo tanto, siempre tanto de tener el menor saldo pendiente y si tienes cupo en deuda, trata de pagarlo rápidamente.

6. Revisa los beneficios que te ofrece la entidad de la tarjeta

Algunas entidades financieras ofrecen ciertos beneficios por el uso de una tarjeta de crédito.

Algunos de estos beneficios son puntos que pueden acumularse e intercambiarse por productos, servicios o descuentos.

Otras entidades ofrecen descuentos en ciertos comercios, restaurantes o servicios.

Si bien estos beneficios son positivos, no hay que olividar que al usar las tarjetas estas pagando unos intereses, entonces no debes aumentar demasiado el uso de las tarjetas para lograr estos beneficios pues finalmente puede ser mas el pago en intereses que los beneficios obtenidos.

7. Tener bastante precaución con el manejo de la tarjeta física

El descuido o perdida del plástico puede llevar a que otra persona logre conocer los datos de tu tarjeta y realiza compras online rápidamente.

También son conocido los métodos para clonar las tarjetas, colocando lectores en los cajeros automáticos o en los puntos de pago para engañar a los clientes cuando insertan sus tarjetas.

Otra modalidad es el cambio de la tarjeta por otra muy similar a la original para tratar de engañar al cliente.

Por lo tanto, hay que cuidar de guardar la tarjeta muy bien y solamente usar las tarjetas en plataformas de pago reconocidas así como en lugares que sean confiables.

8. Trata de no cubrir huecos en tus finanzas con las tarjetas de crédito

Como ya hemos analizado cuando usas la tarjeta de crédito debes pagar un interés por el uso del dinero y devolver esos recursos al banco.

De esta manera si utilizas los recursos de la tarjeta de crédito para cubrir faltantes en tus ingresos, a mediano plazo puede llegar a una situación mas compleja, en donde además del hueco en tus finanzas por el desbalance entre ingresos y gastos, deberás responder por una deuda mayor.

Por lo tanto, es totalmente relevante utilizar la tarjeta de crédito de manera responsable y con un flujo de ingresos que permita responder por la obligación adquirida.

9. Realiza un seguimiento al extracto y reporte del movimiento de la tarjeta

Para tener un buen manejo de tu tarjeta de crédito es bastante útil hacer un buen seguimiento al extracto y movimiento de la tarjeta de crédito.

Revisar cuales fueron las compras hechas con la tarjeta y analizar si estas eran realmente prioritarias son un excelente ejercicio.

También es útil tratar de contabilizar los costos por el uso de la tarjeta tanto en intereses como la cuota de manejo.

Este ejercicio es también útil para hacer un seguimiento de los movimientos y prevenir fraudes y compras no realizadas.

10. Evita realizar gastos suntuosos con la tarjeta de crédito

Ya después de entender como el pago con la tarjeta de crédito implica unos costos adicionales, lo mejor es evitar financiar el pago de compras suntuosas con las tarjetas de crédito.

Este tipo de bienes o servicios debería pagarse con recursos disponibles y no a crédito.

Si se realiza el pago con la tarjeta debido a que son compras online, lo mejor es pagar estas compras en una sola cuota.

Como lo hemos visto en otros artículos un buen manejo de las finanzas personales permite lograr contar con unos recursos para el ahorro y la inversión.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!