El ahorro: 10 consejos y claves para conseguir ahorrar de forma constante y segura

El Ahorro 10 consejos y claves

1. Definir el objetivo del ahorro

Es fundamental definir cuál va a ser el objetivo del ahorro que se piensa realizar, esta meta va a servir como un motivador para lograr mantener de forma constante el esfuerzo, algunos de los objetivos pueden ser:

  • La compra de un apartamento, casa, finca; o la cuota inicial para este inmueble.
  • Tener una reserva en caso de quedarse sin empleo o ingresos durante algunos meses.
  • Contar con un ahorro mientras se realiza cambio de empleo, pues el actual no cumple las expectativas.
  • La compra de un bien o electrodoméstico, por ejemplo, un teléfono móvil, un portátil, una lavadora.
  • Un viaje a corto o mediano plazo, por ejemplo, en las vacaciones.
  • Estudio, educación, alguno postgrado o curso de idiomas.
  • La inversión en activos como acciones, bonos, fondos.
  • Consolidar un patrimonio para tener libertad financiera.
  • La remodelación del apartamento o casa, una cocina nueva o un cambio de muebles o pisos.
  • Un regalo para alguien o para sí mismo a fin de año.

Todos estos objetivos permiten que el ser humano se encuentre motivado a realizar de forma constante el ahorro.

Adicionalmente es importante hacer cuentas, y recordar que si en vez de ahorro, se utiliza por ejemplo un crédito o una tarjeta de crédito para realizar la compra, dependiendo del plazo de pago se puede pagar entre un 10 y un 30% adicional por el uso del crédito.

De esta manera con el ahorro también estas economizando esos intereses que los puedes invertir en la compra de otro bien o en la compra de un producto de mejor calidad.

Cuando se busca que el ahorro permita comprar un bien inmueble como una vivienda o apartamento, un buen ejercicio es realizar el cálculo de cuanto puedes ahorrarte mensualmente en el pago de arriendos a terceros.

Contar con un apartamento propio es uno de los primeros pasos para la independencia financiera.

2. Tener constante motivación que te ayude a conseguir tu objetivo

El cerebro del ser humano requiere de estímulos constantes para renovar sus intereses y esfuerzos, son varias las ayudas podemos realizar para motivar el sacrificio de ahorrar:

  • Contar o revisar periódicamente el dinero ahorrado, para ver el progreso en el monto conseguido.
  • Ver de manera física o virtual de vez en cuando ojear el bien o producto que deseamos comprar con nuestro ahorro.

Este punto puede ser complicado pues en algunos casos puede que caigamos en la tentación de comprarlo de forma inmediata empleando la tarjeta de crédito.

Pero si no tenemos acceso a crédito o somos conscientes de sus costos, observar lo que nos motiva puede que refuerce nuestra fuerza de voluntad para continuar con el esfuerzo.

  • Realizar las cuentas de cuanto nos ahorramos por no usar la tarjeta de crédito y con ese beneficio adquirir otro producto.
  • Visitar la sala de ventas del apartamento, inmueble o propiedad que tenemos como objetivo, para reforzar nuestro interés.

 3. Ser constante y disciplinado: ahorrar todos los días o todos los meses

Toda actividad que realicé el ser humano requiere de una constancia y disciplina para que el esfuerzo no sea flor de un día y se logre cumplir con él objetivo.

El ahorro requiere sacrificio y para lograr llegar a la meta se debe realizar el esfuerzo día a día, mes a mes.

Un buen método de ahorro es separar de manera diaria o mensual el valor que se ha determinado ahorrar.

También es recomendable que estos recursos se encuentren en un lugar o banco donde se encuentren protegidos y su acceso no sea tan fácil, para no usar estos recursos ante cualquier antojo o eventualidad.

4. No caer en la tentación de gastos hormiga o lujos con tus ingresos

El gran enemigo del ahorro son los gastos no necesarios; en estos se encuentran principalmente los gastos hormiga y los lujos.

Con respecto a los gastos hormiga, son todas las compras que se realizan de forma casi inconsciente diariamente, por ejemplo esos cafecitos o gastos de panadería o pastelería que se realizan en diferentes lugares, algunas veces con amigos o compañeros de trabajo.

Una estrategia para limitarlos en diariamente separar un valor fijo en efectivo para estos pequeños gastos y no superar este monto, no es recomendable tener en el bolsillo montos altos de efectivo.

Otra estrategia es llevar desde casa al trabajo café u otra bebida ojalá caliente y un acompañante, seguro que se reducirán los gastos casi a la mitad con respectos a las cafés y panaderías.

5. No gastar demasiado en vestuario ni vehículos

Otro aspecto es la compra de vestuario muy por encima de las necesidades del trabajo o actividad económica; si bien en la mayoría de actividades una buena presentación es fundamental.

No necesariamente se requiere realizar compras semanales de nuevas prendas o vestuario. Es fundamental definir un valor fijo mensual para invertir en ese rubro, sin excederse en el valor definido.

Cada mes se puede realizar la compra de una o dos prendas de acuerdo con la necesidad, pero tratando de evitar gastos suntuosos y sin dejarse llevar por los maniquíes o impulsos emocionales.

En el presupuesto mensual debe organizarse muy bien el monto para vestuario y su valor debe ser acorde con los ingresos recibidos.

Otra estrategia es visitar sitios en zonas de la ciudad donde muchas veces se encuentran buenas prendas a bajos costos. No hay que olvidar que las tiendas pagan arriendos y gastos fijos que son proporcionales al lugar donde se encuentran y esos gastos son trasladados al cliente.

Aun tiendas de una misma marca manejan muchas veces precios diferenciados dependiendo de la ubicación del local.

Otra alternativa es visitar los llamados “outlets” de descuento; o revisar muy bien las promociones por Internet. En este punto hay que tener especial cuidado pues muchas tiendas utilizan falsos “descuentos” como gancho; estar revisando varias veces los precios permite evidenciar si realmente la prenda está en un precio en descuento o no.

La ropa es uno de los productos que más valor pierde, por lo que su gasto no debe ser exagerado si se desea ahorrar de forma sostenida.

Otro de los gastos que no permiten ahorrar, es el gasto excesivo en vehículos. Lo primero que hay que tener en cuenta es que los automóviles y motos son bienes que, si bien tienen un valor, se deprecian con rapidez.

En promedio la desvalorización de un automóvil es entre un 6 y 10% anual; esto implica que entre mayor sea el valor del vehículo, mayor será su depreciación.

Son varias las recomendaciones que se pueden tener en el caso de la compra de vehículos:

  • Si se va a ahorrar para comprar un vehículo, y parte del pago se realiza con crédito, el valor de la cuota no debe sobrepasar el 20% de los ingresos de la persona.
  • La mayoría de veces la compra de un auto usado permite un ahorro importante, vehículos con un tiempo de uso de 2 a 4 años, tienen generalmente un muy buen estado y permiten no realizar un gasto tan alto en este rubro.
  • Si aún no se cuenta con un techo propio. Siempre será mejor la inversión en bienes inmuebles como apartamentos y casas que en automóviles.
  • Hay que buscar promociones en autos nuevos por cambios de modelo, además de revisar y negociar muy bien la tasa de interés. Dos o tres puntos en la tasa a largo plazo pueden significar un ahorro importante.

6. Ser ordenado en la administración e inversión de los ahorros

No se pueden utilizar los ahorros como dinero de bolsillo, pues esto no permite que se consolide un capital importante. El ahorro debe estar bien guardado o invertido.

Si se está pensando en un mediano o largo plazo la mejor alternativa es invertir los recursos en alternativas seguras con algunas rentabilidades.

Entre las opciones para invertir montos pequeños de dinero, se encuentran los depósitos a término fijo, donde dependiendo del país se pueden tener rendimientos entre un 3 y 7%; de acuerdo también con el tiempo mínimo de permanencia.

Otra alternativa son los fondos de inversión, ya sean en renta fija o variable; estos fondos permiten que los recursos se encuentren invertidos en diferentes activos reduciendo el nivel de riesgo y diversificando los recursos.

En los diferentes países los bancos y entidades financieras se ofrecen diferentes productos de inversión, es importante verificar que el banco o intermediario financiero cuente con una supervisión o regulación de un ente gubernamental.

Si los recursos son de montos importantes la inversión en finca raíz o acciones son una buena alternativa para tener una buena rentabilidad con un riesgo moderado  si se escogen buenas alternativas.

7. Pensar a largo plazo

Generalmente debido a la sociedad actual y los medios de comunicación el ser humano tiene demasiadas “necesidades insatisfechas”, muchas de las cuales son causadas del consumismo exagerado.

Si se logra tener una visión a largo plazo, se puede tener un plan de ahorro sostenible y constante que permita construir un patrimonio o adquirir una propiedad.

No es fácil conseguir sacrificar pequeños logros a corto plazo para conseguir objetivos a largo plazo, pero esa es una de las razones por la cuales la gran mayoría de las personas no logran ahorrar.

Fijarse metas en el largo plazo y definir un plan a seguir permite que se establezcan los objetivos y la forma de conseguirlos.

Consolidar unos buenos ahorros permitirán que la persona cuente en un futuro con unos ingresos adicionales, un techo en donde vivir o incluso libertad financiera.

Es aconsejable invertir los ahorros que se van consiguiendo para lograr una valorización de estos activos y disminuir el tiempo en el cual se logrará conseguir el objetivo buscado.

En el siguiente enlace puedes calcular mediante una tabla de interés compuesto, el aporte anual y el tiempo que se requiere para lograr un valor determinado:

http://www.moneychimp.com/international/es/calculator/compound_interest_calculator.htm

Por ejemplo, si una persona logra ahorrar un capital de U$2.000 anual durante un periodo de tiempo de 15 años, logrando una rentabilidad del 12% anual. Al final de los 15 años contará con un patrimonio de U$74.500.

Que le permitirá adquirir un bien raíz o mantener el patrimonio generando un ingreso adicional.

8. Mejorar y aumentar el nivel de ingresos

El ahorro se consigue separando una parte de los ingresos para dicho fin sin gastar todo lo recibido.

Los ahorros generalmente son un porcentaje de los ingresos recibidos, por ejemplo, si una persona tiene ingresos mensuales de U$1.000 y logra ahorrar el 10%, mensualmente tendrá U$100 y al año un total de U$1.200 ahorrados. Dedicando a gastos fijos mensuales U$900.

Por el contrario, si la misma persona logra tener ingresos de U$1.300 mensuales, y mantiene los gastos fijos en U$900, logrará tener un ahorro mensual de U$400 y un ahorro anual de U$4.800, cifra nada despreciable.

Si se logra mantener este nivel de ahorro durante 10 años, invirtiendo ese monto a una rentabilidad de 12% anual, se logra obtener un patrimonio total de U$84.233; de acuerdo con la calculadora de interés compuesto propuesta en el punto 7.

Cifra que mejora, si el valor del aporte anual aumenta de acuerdo con el incremento propio de la inflación.

9. Tener un presupuesto mensual

Para tener éxito en los planes de ahorro es fundamental definir el valor mensual o diario que se piensa ahorrar. Como ya se ha explicado el ahorro corresponde a un porcentaje de los ingresos mensuales.

Es recomendable realizar un listado o presupuesto mensual, definiendo los gastos fijos incluyendo los siguientes rubros: alimentación, transporte, vestuario, servicios, diversión, salud, pago de créditos y tarjetas, compra de electrodomésticos o artículos del hogar, imprevistos.

Después de asignar un valor fijo a cada aspecto, se puede determinar el monto destinado a ahorro; este valor se debe apartar a principio de cada mes en una cuenta a parte de donde se encuentre el dinero para los gastos fijos.

Algunas personas guardan estos ahorros en cuentas aparte o en fondos de inversión donde realizan aportes mensuales con transacciones por medios electrónicos.

10. No tener préstamos a altas tasas de interés o realizar compras suntuosas a crédito

El crédito es una forma de obtener las cosas de forma inmediata, pero con el pago de un valor adicional por el préstamo.

Por ejemplo, si una persona compra un teléfono móvil de un monto de U$1.000 a crédito, en un plazo de unos 12 meses con la tarjeta de crédito, al final estará pagando por el móvil un valor aproximado de U$1.150; dependiendo de la tasa de interés en el país respectivo.

Estos U$150 adicionales podrían usarse en otra compra, en caso de realizar la compra de contado.

El crédito puede ser bueno, si sirve como una ayuda para capitalizar o conseguir un bien que no pierda valor. Por ejemplo, si una persona tiene un apartamento con hipoteca, el crédito le permite tener el inmueble sin contar con todo el capital y realizar aportes mensuales en vez de pagar una renta.

Por supuesto es importante medir muy bien el monto de la cuota que es posible pagar, si el valor se encuentra muy por encima de la capacidad de pago es posible que se tengan problemas para cubrir la obligación.

Otro factor fundamental cuando se adquiere un crédito, es buscar la menor tasa de interés posible, 1, 2 o 3 puntos de interés en una obligación crediticia a mediano o largo plazo pueden representar un ahorro importantísimo en los valores pagados.

En este punto es fundamental cotizar o preguntar en diferentes bancos cual es la tasa ofrecida y comparar con otras alternativas.

Casi siempre las mejores tasas de interés se obtienen en prestamos de libranza (aquellos donde el descuento se realiza directo a la nómina), o los créditos hipotecarios.

Por el contrario, las tasas de interés de mayor monto se tienen en prestamos con fines de libre inversión; las tarjetas de crédito y en algunos casos préstamos para vehículos.

Otro aspecto que hay revisar muy bien es si se trata de una tasa de interés fija o si es variable de acuerdo con la inflación.

La mejor alternativa siempre será la tasa de interés fija pues la variable puede elevarse considerablemente si la inflación aumenta.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!